Cama Casita - Madenista
Cama Casita - Madenista
Cama Casita - Madenista
Cama Casita - Madenista
Cama Casita - Madenista
Cama Casita - Madenista

Cama Casita

Precio habitual
€110,00
Precio de oferta
€110,00
Impuesto incluido.
La cantidad debe ser 1 o más

Cama con forma de casa que sigue la filosofía Montessori.

La cama se elabora de manera totalmente artesanal es por ello que pueden tener nudos o pequeños defectos propios de la madera que en ningún caso afectan a la integridad de la misma. Las camas son elaboradas una a una tras cada pedido. El tiempo de elaboración es de unos 10-20 días laborables desde que se realiza el pedido. Actualmente solo enviamos camas a las Islas Canarias, debido a las dimensiones y el método de transporte estos paquetes no disponen de número de seguimiento. 

Los materiales empleados para su fabricación són:

  • Listones de pino de 45x45 mm que garantizan la máxima seguridad para el niño. Los listones pueden tener nudos propios de la madera.
  • Barniz base agua para darle una protección extra a la madera.

Las camas se fabrican en 3 tamaños. Si quisiera otro tamaño puede enviarnos un email a shop@madenista y le responderemos con el presupuesto de la misma.

 

Filosofía Montessori

La educación Montessori se caracteriza por promover la autonomía e independencia del niño, de manera que este desempeñe un papel activo en su aprendizaje y pueda descubrir el mundo con libertad. Para lograrlo, es necesario adaptar muchos de los objetos cotidianos a su nivel de desarrollo, uno de ellos es la cama.

Es importante que la cama garantice un sueño profundo, básico para el crecimiento y el bienestar de los niños, además de brindarle cierta libertad de movimiento, acorde a su etapa del desarrollo.

Los beneficios de una cama Montessori son:

  • Estimulan la autonomía e independencia. Estas camas no solo están adaptadas al tamaño de los niños sino también a su nivel de desarrollo. Permiten que el niño adquiera una mayor autonomía desde una edad temprana, facilitándole que descubra su entorno, ya que puede subir y bajar cuando lo desee. Además, el hecho de poder acostarse cuando tenga sueño facilita la toma de decisiones autónomas.
  • Son seguras. Dado que las camas Montessori se encuentran prácticamente al nivel del suelo, no existe la posibilidad de que el pequeño se caiga y lastime. Además, al eliminar los típicos barrotes de las cunas, también desaparece el riesgo de que el bebé se quede atrapado entre ellos.
  • Fomentan el aprendizaje. Las cunas infantiles limitan la libertad de movimiento de los bebés, quienes deben quedarse en ellas hasta que lleguen los padres a sacarlos. La experiencia de estar “encerrados” no suele ser muy agradable para algunos pequeños. Las camas Montessori, al contrario, les brindan la libertad de moverse por la habitación y descubrir su entorno, sin la ayuda de los adultos, de manera que fomentan el aprendizaje autónomo.